Castellar presenta en Algeciras los resultados de su estudio sobre la seca de Los Alcornocales

0
695
Presentación de las conclusiones del estudio.

¿Se imaginan una comarca sin alcornocales? La seca del alcornoque ha provocado la pérdida una gran masa arbórea, se calcula que el 50% del arbolado en los últimos 50 años. El Ayuntamiento de Castellar de la Frontera ha promovido un estudio que empezó hace un año en 88 hectáreas en la zona conocida como el Cerro del Moro y cuyas conclusiones, negativas aunque no reversibles, se han hecho públicas esta mañana en la Cámara de Comercio del Campo de Gibraltar, en Algeciras.

“La propia finca La Almoraima reconoce que la saca de corcho ha disminuido en un 40%, pero no sólo se ha perdido masa arbórea sino que se sigue perdiendo. El futuro del Parque Natural de los Alcornocales está muy comprometido”, introdujo el alcalde, Juan Casanova durante la presentación en la que ha estado presente la teniente de alcalde del Ayuntamiento de Castellar, la popular Pilar Lobato.

Gustavo Alés, ingeniero agrónomo, ha dirigido el estudio y ha detallado el problema de la seca del alcornoque, que afecta a todo el Parque Natural de Los Alcornocales: Algeciras, Los Barrios, Castellar, Jimena y Tarifa. Mediante estos estudios se ha comprobado que solo en el Cerro del Moro se han perdido 40 árboles de gran porte en los últimos ocho años.

Alés explicó que sus estudios, en el que se han tenido en cuenta numerosos parámetros, el funcionamiento del ecosistema en el Cerro del Moro, muestra integrada en el Parque de los Alconocales, no aprueba a pesar de ser un lugar protegido porque cuenta con un suelo pobre y “sus árboles están muriendo y hay un riesgo de incendio brutal”.

“El problema de la seca del alcornoque es de compactación del suelo”, apunta el ingeniero agrónomo, “que no deja filtrar el agua”. En las 17 parcelas del Cerro del Moro “nos hemos encontrado procesos erosivos, vallas enterradas, árboles con raíces desnudas, erosión y suelo desnudo”.

En el estudio realizado en la parcela de titulación municipal no solo se han estudiado los problemas, las causas de que los alcornoques mueran, también soluciones. Estas vienen de la mano de Allan Savory, un estudioso zimbabuense que inició la gestión holística. Lo explica Gustavo Alés: “En la zona lleva 30 años sin que entren animales. Necesitamos animales en la zona pero con un determinado comportamiento, que se comporten como las manadas de animales salvajes, y que el ganado esté en una zona determinada, coman, pisen, defequen, orinen, y luego se marchen a otra parcela y se deje recuperar”. Eso se consigue a través de un pastor eléctrico que mueva el ganado. Asegura que ya ha funcionado en otros lugares.

Los expertos, en este caso los que han estudiado en el Cerro del Moro, instan a sacar unos pliegos de condiciones de alquiler de los pastos que obliguen a los arrendatarios a mover el ganado de forma holística con el fin de revertir esta situación. Además, considera que las inversiones “tienen que ir destinadas a una red de distribución de agua”. Sobre esto está trabajando el Ayuntamiento de Castellar de la Frontera.

El alcalde, Juan Casanova, anunció que el propio Allan Savory, junto a su equipo, tienen previsto venir a Castellar de la Frontera en junio para conocer de primera mano el Parque de los Alcornocales y su problema.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here