La Junta reparte 5.300 mascarillas en Cádiz para personal de ayuda a dependientes

114
Mascarillas y material desinfectante. Imagen de archivo.

La Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación va a poner a disposición de los ayuntamientos y la Diputación de Cádiz un total de 5.300 mascarillas de 3 capas, con el objeto de mejorar las asistencia a las personas de Grado III de dependencia atendidas por los Servicios de Ayuda a Domicilio (SAD) y la seguridad de quienes prestan estos servicios a través de dichas corporaciones municipales y supramunicipales, ya sea de forma directa o través de empresas. En el grado III de dependencia se incluyen los grandes dependientes, cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria y por su pérdida total de autonomía y, por tanto, son las más vulnerables.

Este material ha sido remitido por la Consejería de Salud y Familias, en base a la disponibilidad que tiene, ya que se está a la espera de poder recibir más provisiones. Salud y Familias también distribuirá otras 150.000 mascarillas entre las residencias de personas mayores y con discapacidad de Andalucía. El Gobierno andaluz ya ha adelantado que está a la espera de poder recibir más sistemas de protección, pues está previsto que se reciban dos millones de mascarillas por parte de un proveedor chino en las próximas 24 o 48 horas.

Manual de recomendaciones

En el documento que se ha difundido a la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), así como a las entidades vinculadas a la prestación del servicio, se establecen medidas dirigidas al personal de la ayuda a domicilio encaminadas a la prevención y control de la infección. Así, los trabajadores con sintomatología respiratoria o que hayan visitado las zonas de riesgo en los últimos 14 días deberán consultar a los servicios sanitarios para realizar una valoración individualizada sobre la pertinencia de la continuidad de sus actividades laborales.

Las recomendaciones incluyen que se dispondrá de soluciones hidroalcohólicas, toallas de papel y jabón suficientes, para que el trabajador realice una correcta higiene de manos, así como la realización de actividades formativas para la educación sanitaria de los usuarios y trabajos en el sentido de la prevención y control de la infección.

En cuanto a la atención, se evitará las salidas fuera del domicilio de las personas usuarias de este servicio, suspendiendo cualquier actividad fuera del entorno domiciliario. De esta manera, la atención a los usuarios del servicio se limitarán a las labores propias de aseo, limpieza y alimentación. No obstante, las entidades municipales y supramunicipales, competentes en el servicio de ayuda a domicilio, podrán implementar medidas complementarias a lo que a la intensidad del servicio se refiere.

Garantizados los pagos de la ayuda a domicilio

El departamento que dirige Rocío Ruiz también ha garantizado la financiación correspondiente al servicio de ayuda a domicilio prestado por las corporaciones locales y asumida por la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía.

En este sentido, durante el periodo que duren las medidas excepcionales adoptadas para contener el COVID-19, sin perjuicio de que se haya producido la suspensión del servicio en determinados supuestos, la financiación será, como mínimo, la equivalente a las liquidaciones correspondientes al mes de febrero de 2020, siempre y cuando se mantenga el 100% de la plantilla.