Historia de la Feria de Tarifa

99
Fragmento de un cartel de la época. Archivo del autor. Revista Almoraima.

En el artículo de hoy en colaboración con el Instituto de Estudios Campogibraltareños (IECG) nos fijamos en la historia de la feria de Tarifa que, como el resto de las que se celebran en toda la comarca, ha tenido que ser suspendida. La publicación a la que aludimos es obra de Andrés Sarria Muñoz, miembro del IECG, y fue publicada en la revista Almoraima, número 50, en mayo de 2019.

“La feria le fue concedida a Tarifa por Real Orden de 18 de febrero de 1835. Se celebra en la primera quincena de septiembre en honor a la patrona de la ciudad, la Virgen de la Luz. Se señalan aquí las gestiones llevadas a cabo por parte del ayuntamiento tarifeño para conseguir la concesión gubernamental como feria de ganados. Pero este trabajo se centra sobre todo en la organización, desarrollo e incidencias de las estas; esto es, se analizan con cierto detalle las atracciones, espectáculos y otras actividades que se fueron estableciendo al amparo de los negocios”, adelanta el autor en su publicación.

En él añade que fue en junio de 1819 cuando Tarifa decidió recuperar la entonces casi olvidada feria de ganados, uno de sus privilegios históricos, otorgado por el rey Alfonso XI en 1344, según el cual la ciudad podría celebrar un mercado anual libre de impuestos durante la segunda quincena del mes de julio (Segura González, 2002: 92-93).

“Los regidores tarifeños pretendían ahora que se llevase a cabo en el mes de septiembre, haciéndola coincidir con la festividad de la patrona local, la Virgen de la Luz, que desde 1798 era trasladada en romería en la tarde del día 6 de septiembre desde su ermita a la iglesia de San Mateo para dedicarle un novenario de plegarias y demás actos devocionales, que se complementaban con veladas más o menos lúdicas (Terán Gil, 2000)”, añade Andrés Sarria.

Accede al artículo completo.

La feria de Tarifa en el siglo XIX

Andrés Sarria Muñoz. Miembro del Instituto de Estudios Campogibraltareños.