Un total de 26 escolares se beneficiaron del servicio municipal de comidas

57
Un niño comiendo un menú escolar. Imagen de recurso.

El equipo de gobierno ha informado hoy que se ha reanudado el servicio de comedor escolar en el colegio Tierno Galván, pero que hasta ayer y desde el pasado 3 de agosto, el Ayuntamiento de Castellar de la Frontera ha prestado un servicio de comida para escolares de familias vulnerables en sustitución al Programa de Refuerzo Alimentario SIGA, de la Junta de Andalucía, cancelado durante las vacaciones escolares del alumnado de Educación Primaria. 

Un total de 26 escolares han recibido, a través de los Servicios Sociales, tres comidas diarias. La concejal de Bienestar Social, Victoria González, ha afirmado que una vez reanudado el comedor escolar, esos alumnos volverán a ser atendidos por los servicios de Educación de la Junta de Andalucía. El coste del catering ha sido subvencionado con el Programa Extraordinario Invierte Social de la Diputación de Cádiz para luchar contra los efectos económicos de la crisis sanitaria.