La Junta reduce las reuniones familiares y de amigos a solo 6 personas

259
Imagen de recurso de una reunión familiar.

La Junta de Andalucía ha anunciado que reducirá a seis el número de personas que podrán reunirse en encuentros familiares, es decir, entre grupos familiares que no conviven, o entre amigos. Una recomendación que ya estaba hecha pero que ahora se convertirá en una obligatoriedad una vez que se publique en una orden que el Gobierno andaluz está elaborando para frenar los contagios por Covid-19. El 80 por ciento de estos nuevos positivos se producen, según ha informado el Gobierno andaluz, en el ámbito familiar. Jesús Aguirre, consejero de Salud, ha reconocido que esta reducción de las reuniones es muy difícil de controlar, pero espera que sirva de concienciación para todos los andaluces.

Esta es una de las decisiones que se han debatido en el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, que ha ordenado el cribado masivo de tests rápidos de alta fiabilidad, con resultado en 15 minutos, en aquellos municipios con más de 500 casos positivos por cada 100.000 habitantes registrados en los últimos 14 días. Ninguno de los municipios del Campo de Gibraltar está en estas circunstancias.

El consejero de Salud ha explicado que en esta segunda ola de contagios por coronavirus no es tan importante el número de positivos como la presión hospitalaria. “Andalucía está la parte baja de la gráfica de todas las comunidades españoles; y la variable de positivos no tiene nada que ver con la que se dio en la primera ola porque muchos son asintomáticos, que se buscan para intentar aislarlos y que, por tanto, no tienen trascendencia clínica”, ha explicado Aguirre.

Este ha añadido que Andalucía está registrando una subida escalonada pero mantenida, sin picos, y sin provocar tensión hospitalaria con la ocupación de camas. Aguirre ha explicado que el perfil de la persona que se contagió en la primera ola correspondía a personas muy mayores, pluripatológicas, pero que en esta segunda ola la franja del perfil con más positivos se sitúa entre los 15 y los 29 años, la segunda franja con mayor número de contagios, entre los 30 y los 39 años; y entre las dos franjas, solo el 0,1 por ciento de los afectados han requerido ingreso hospitalario.