Filomena llena un 6% los embalses del Campo de Gibraltar, insuficiente para una gran mejora

En el cómputo el global, el agua almacenada sigue en un bajísimo 27,8%

87
Situación del pantano de Charco Redondo, en Los Barrios. Foto: A.O.

La tormenta Filomena ha dado una pequeña tregua a los embalses del Campo de Gibraltar, pero ha permitido únicamente recuperar algo más de un 6% del agua embalsada con respecto a la capacidad total de los pantanos de Guadarranque, Charco Redondo y Almodóvar. Entre los tres, han ganado en la última semana 11 hectómetros cúbicos, hasta los 49, sobre una capacidad total de 176, apenas un 27,8%, según la actualización semanal proporcionada por la página especializada embalses.net.

El embalse que más se ha beneficiado de estas lluvias ha sido el de Guadarranque, que ha ganado 7 hectómetros cúbicos, pasando de los 24 a los 31, por lo que actualmente se sitúa en un 35,2%. Es el embalse que se encuentra en mejor situación de los tres, aunque sigue estando lejos de sus números habituales. En los últimos diez años, a estas alturas del año promedia un 67,7%, casi el doble de lo actual. Incluso en 2020 se encontraba en una mejor situación, al situarse en un 46,6%.

Por el contrario, la tormenta no ha ayudado mucho a la situación del otro gran embalse de la comarca, Charco Redondo. Apenas ha subido 3 hectómetros cúbicos, insuficientes para paliar la situación ya preocupante de este pantano, que ya se encontraba en peor situación que Guadarranque. Actualmente, cuenta con 16 hectómetros cúbicos, lo que supone un escaso 19,5%, también muy lejos de lo que suele ser habitual en la media de los últimos 10 años (59,15%).

Por último, el embalse de Almodóvar, situado en las inmediaciones de Facinas y que se utiliza esencialmente para riego, ha ganado un hectómetro cúbico, por lo que se encuentra a un tercio de su capacidad, que es de apenas de 6 hectómetros cúbicos. En 2020 disponía igualmente de aproximadamente dos hectómetros cúbicos, mientras que su media en la última década es de tres.