Andalucía empieza a vacunar a menores de 60 y diseña un plan para administrar un millón de dosis por semana

47
Una sanitaria, preparando una vacuna en Andalucía. Foto: Archivo/Europa Press

La Junta de Andalucía ha comenzado esta semana a citar a personas menores de 60 años –de 59 en concreto– para administrarles la vacuna ante la Covid-19, al tiempo que trabaja en el diseño de un plan para inocular un millón de dosis a la semana.

Así lo han anunciado este martes el consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Ejecutivo andaluz, Elías Bendodo, y el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de Gobierno andaluz.

Este anuncio coincide con la previsión de llegada, a lo largo de esta semana a Andalucía, de 593.260 dosis, la cifra más alta en una semana en lo que va de campaña de vacunación contra la Covid-19 en la comunidad autónoma, según ha comentado el propio consejero Jesús Aguirre, que ha detallado que, en concreto, esta semana llegarán a la comunidad 278.460 dosis de Pfizer, 281.300 de AstraZeneca y 33.500 de Moderna.

Los datos actualizados este martes, 4 de mayo, sobre la campaña de vacunación en Andalucía reflejan que la sanidad autonómica había administrado ya un total de 2.981.241 dosis de la vacuna contra la Covid-19, el 93,48% de las recibidas hasta ahora, y un total de 2.084.975 andaluces cuenta ya con alguna dosis de la vacuna.

Respecto a las personas que han completado el ciclo vacunal, bien por haber recibido dos dosis o por haber sido vacunados con un suero monodosis, son 935.358, el 13,31% de los mayores de 16 años en Andalucía.

El consejero portavoz, Elías Bendodo, ha recordado que la Junta ya presentó con anterioridad un plan para administrar hasta 500.000 dosis de vacunas a la semana, unas dos millones al mes, para lo que se formó a unos 14.000 profesionales en la Escuela Andaluza de Salud Pública, pero ahora se da un paso más al aspirar a inocular un millón de dosis a la semana para conseguir “cuanto antes” la inmunización de la población, según ha puesto de relieve.

Bendodo ha incidido así en que el objetivo es llegar a la campaña turística de verano “con el mayor porcentaje” de andaluces inmunizados, un colectivo en el que, según ha querido subrayar, no sólo habría que incluir a los vacunados, sino también a los ciudadanos que ya han pasado la enfermedad y que disponen así de inmunidad, según ha sostenido.

Por su parte, el consejero de Salud ha confirmado que este martes desde algunas áreas o distritos sanitarios se ha comenzado a citar a personas con 59 años para ser vacunadas, y se seguirá con las de 58, y ha anunciado también que se va a empezar a vacunar al colectivo de estibadores, porque, según ha abundado, se está viendo estos días que están entrando cepas de la Covid-19 “a través de barcos cargueros” en País Vasco y Galicia, y de ahí que se priorice a este colectivo.

“Vacunar, vacunar y vacunar”

Jesús Aguirre ha remarcado que “Andalucía tiene el objetivo claro de vacunar, vacunar y vacunar”, y ha señalado que la comunidad autónoma espera batir esta semana el doble récord de vacunación que logró la semana anterior, tanto en términos diarios –con la administración de 92.153 dosis en una sola jornada–, como semanales, de 391.864 vacunas puestas.

En esa línea, su departamento ya trabaja en el plan para administrar hasta un millón de dosis por semana, “de lunes a domingo, 24 horas” al día, que espera llevar redactado próximamente al Consejo de Gobierno, pero del que ha adelantado algunas “pinceladas”.

Así, Jesús Aguirre ha explicado que en ese plan se tendrán en cuenta determinadas “variables”, por ejemplo, de climatización, a la hora de afrontar el calor propio de la época estival que se avecina, y ha indicado que, en el caso de los municipios más pequeños, se ampliarán polideportivos y zonas de aparcamiento para la campaña de vacunación, y en zonas rurales se utilizarán los centros de salud, como hasta ahora, y las unidades móviles del SAS, que están pasando a ser recursos más de vacunación que de diagnóstico de la Covid-19, según ha apuntado.

De igual modo, el consejero ha desgranado que para la administración de un millón de dosis a la semana se cuenta con grandes superficies como el Palacio de los Juegos del Mediterráneo de Almería, el Palacio de Congresos de Cádiz, el Pabellón de Vistalegre de Córdoba, el Centro Doctor Olóriz de Granada, el Estadio Colombino de Huelva, la caseta municipal ‘Jaén Arena’ de Jaén, el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga y el Estadio de La Cartuja de Sevilla.

Ha detallado además que el plan contempla ampliar de 271 a 300 los puntos de vacunación dentro de las infraestructuras del SAS, “a nivel de centros de salud y hospitales”, y elevar de 140 a 200 los puntos externos de grandes superficies o espacios para la vacunación.

Igualmente, se “triplicarían” los 336 equipos actuales de vacunación y los 1.000 enfermeros que actualmente están administrando vacunas en Andalucía, según ha abundado el consejero. La idea es que los grandes espacios para la vacunación masiva incluidos en este plan, así como las adaptaciones de tipo organizativo, permitirán a cada equipo de profesionales la administración de cada vacuna a cada persona en un tiempo medio de dos-tres minutos.

Cada espacio contará con varios puestos de vacunación, de modo que diez puestos tendrían una capacidad de administrar una media de hasta 3.600 dosis diarias.

Aguirre ha agregado que ese plan se extenderá “el tiempo necesario” para dispensar la vacuna “a toda la población”, e incluso, en el caso de que deba extenderse a los meses de la campaña de vacunación antigripal, se valoraría fusionar ambas campañas.

La previsión es poner “a pleno funcionamiento” el plan a partir de “la última semana de mayo y durante el mes de junio”, que es cuando la Junta prevé recibir partidas semanales de vacunas que “ronden las 700.000-800.000”, según ha indicado el consejero, que ha explicado que los cálculos de su departamento se basan en la información que le envía el Ministerio de Sanidad y la que recaban de los CEO de las empresas fabricantes de vacunas con los que se reúnen, al tiempo que ha recordado que a las vacunas que ya se aplican se espera que se sumen para el verano otros laboratorios como Curevac y Novavax.

Ha agregado que, según los estudios prospectivos que maneja la Consejería de Salud y Familias, el 70% de la ‘población diana’ para la vacunación de Andalucía –los mayores de 16 años– habrá recibido al menos la primera dosis “para finales de junio”, fecha para la que “posiblemente un 40%” de ese colectivo esté “inmunizado”, según ha abundado antes de poner de relieve que esos porcentajes darían “cierta tranquilidad” sobre la evolución de la pandemia a partir de esa fecha.

Igualmente, a preguntas de los periodistas, el consejero ha confirmado la voluntad de su departamento de vacunar a inmigrantes en situación irregular, a temporeros, a habitantes de asentamientos, y ha comentado que se ha pedido autorización al Ministerio para que se utilice con estos colectivos la fórmula de Janssen, al ser de una sola dosis, para garantizar su inmunización con un único pinchazo.

“Bajada lenta pero constante de la incidencia acumulada”

Sobre la situación epidemiológica en Andalucía, Jesús Aguirre la ha definido como de “bajada lenta pero constante” de la tasa de incidencia acumulada, de 206 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, por debajo de la media nacional, y de 86,4 a siete días, con los datos actualizados este martes.

Aguirre también ha valorado que el índice de reproducción del virus –el número de personas a las que un infectado puede contagiar– se sitúa actualmente en Andalucía en 0,72, lo que augura una bajada en el número de nuevos casos positivos diarios, si bien ha insistido en apelar a la “prudencia” para evitar un empeoramiento de la situación, y ha reconocido que el nivel de ocupación en las unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de la sanidad andaluza sigue “alto”.